29.3 C
Pergamino
8 febrero, 2023, 10:26 am
InicioAutosPolémicas, internas y cortocircuitos: la Fórmula 1 cerró un año para el...

Polémicas, internas y cortocircuitos: la Fórmula 1 cerró un año para el bostezo en las pistas pero con mucho picante afuera

Mientras la atención deportiva planetaria estaba puesta en el estadio Al Bait de Jor, donde Qatar y Ecuador abrieron el Mundial de fútbol, una bandera a cuadros flameó el domingo pasado a 317 kilómetros de Doha: la que en el circuito de Yas Marina le puso fin al Gran Premio de Abu Dhabi y a una temporada de la Fórmula 1 que acumuló bostezos en las pistas ante el apabullante dominio del bicampeón Max Verstappen y de Red Bull.

Claro que la falta de sorpresas deportivas, que contrastó con la vibrante definición del año pasado en este mismo circuito, se suplió con muchísimo picante antes y después de las carreras.

Discusiones entre pilotos y sus escuderías, sobre todo Charles Leclerc con Ferrari. Internas y polémicas entre compañeros, que incluso llegaron a toques en las pistas y a hacer caso omiso a órdenes de equipo. El padecimiento de Lewis Hamilton con un impresentable Mercedes en la primera parte de la temporada. Pilotos eyectados de sus butacas y cambios para 2023. El adiós de Sebastian Vettel. La tragedia que rozó a Guanyu Zhou.

La serie «Drive to survive» de Netflix tendrá más que contar en 2023 sobre el «radio pasillo» en los paddocks que sobre la acción sobre el asfalto a 300 kilómetros por hora.

«¡No, Micky! ¡No, Micky!»

Michael Masi fue destituido como director de carrera de la Fórmula 1 antes del inicio de esta temporada.

Michael Masi fue destituido como director de carrera de la Fórmula 1 antes del inicio de esta temporada.

La última carrera de 2021 había dejado abiertas las puertas para sanciones o modificaciones en el resultado de la prueba por el desprolijo uso del auto de seguridad en el tramo final de la competencia.

Después de dos meses de análisis, no hubo variaciones respecto a los resultados, pero la Federación Internacional de Automóvil echó como director de carrera de la Fórmula 1 a Michael Masi, el responsable de la decisión de retirar el auto de seguridad a una vuelta del final en Abu Dhabi. «¡No, Micky! ¡No, Micky!», había sido el reclamo en vivo de Toto Wolff, director deportivo de la escudería alemana.

Aquella situación había sembrado una gran duda respecto a la permanencia del séptuple campeón del mundo en la categoría. Recién el 14 de febrero, cuatro días antes de la presentación del W13, el nuevo modelo de Mercedes, la escudería confirmó la continuidad de Hamilton, acompañado este año por su compatriota George Russell.

Mazepin pagó por Putin

Nikita Mazepin pagó las consecuencias de las operaciones militares rusas en Ucrania. Foto Reuters.

Nikita Mazepin pagó las consecuencias de las operaciones militares rusas en Ucrania.
Foto Reuters.

Quien no pudo dar el presente este año fue Nikita Mazepin. El 5 de marzo, 15 días antes de la primera carrera y 9 días después del inicio de las operaciones militares del Ejército ruso en territorio ucraniano, el piloto moscovita fue despedido por Haas.

La escudería también dio por terminado el vínculo de patrocinio con la firma productora de fertilizantes Uralkali, propiedad de Dmitry Mazepin, padre de Nikita. Horas después, la Unión Europea incluyó a ambos en la lista de personas rusas sancionadas.

“Como parte de la comunidad de la Fórmula 1, el equipo está sorprendido y entristecido por la invasión de Ucrania y deseamos una forma pacífica para resolver el conflicto”, argumentaron los popes de Haas.

“La FIA me dejaba correr con bandera neutral, yo había aceptado hacerlo, pero no me dieron tiempo. Me quedé sin el sueño por el que había luchado 18 años”, se lamentó el piloto, quien fue reemplazado por el danés Kevin Magnussen.

Leclerc vs. Ferrari

Charles Leclerc convivió con problemas en su Ferrari y con errores del equipo liderado por Mattia Binotto.
Foto AFP

Charles Leclerc convivió con problemas en su Ferrari y con errores del equipo liderado por Mattia Binotto.
Foto AFP

Tampoco fue un año gratificante para Leclerc, pese a un arranque prometedor, con dos victorias en las primeras tres pruebas: se impuso en Bahrein y Australia. El derrumbe del monegasco se debió en parte a una llamativa cadena de errores de estrategia, problemas de fiabilidad en su Ferrari y fallos en los pit stops. Todo ello provocó múltiples enojos del piloto y discusiones con los responsables de la escudería.

El primer cortocircuito se produjo en Mónaco, cuando Xavier Marcos Padros, su ingeniero de pista, lo hizo ingresar a los boxes a cambiar neumáticos pese a que lideraba la carrera, lo que provocó sus gritos inesperados. Ese día finalizó cuarto, detrás de Sergio Pérez, Carlos Sainz y Verstappen.

Un mes después, en Silverstone, no fue llamado cuando era el puntero y terminó la competencia fuera del podio. Según reveló hace unos días el diario francés L’Equipe, desde entonces Leclerc no tiene diálogo con Mattia Binotto, director del equipo, cuyo futuro en Ferrari es incierto.

Otra decisión errónea en el uso de los neumáticos lo relegó al sexto puesto en Hungría. Y como si ello fuera poco, la semana pasada, en la clasificación para el Gran Premio de Brasil, Leclerc salió con neumáticos intermedios al primer intento de la Q3 cuando todos sus rivales lo habían hecho con blandos porque todavía no llovía. Y debió conformarse con un insulso 10° puesto.

La buena noticia quedó justo para el final. En Abu Dhabi, Ferrari acertó en la estrategia y Leclerc conservó los neumáticos como pudo para terminar segundo, el mismo lugar que ocupó su escudería entre los constructores.

La decepción de Hamilton

Lewis Hamilton, muy serio en Bakú, donde el Mercedes lo maltrató.
Foto AFP

Lewis Hamilton, muy serio en Bakú, donde el Mercedes lo maltrató.
Foto AFP

Vaya si la parió Hamilton sobre un Mercedes que después del tercer puesto del británico en el arranque en Bahrein, se tornó inmanejable hasta para el séptuple campeón. «Este auto es tan malo», llegó a decir el inglés, que sufrió horrores los dolores de espalda por el rebote espantoso de su auto.

Una imagen preocupante se vio en Hamilton tras cruzar la meta en el cuarto lugar en el Gran Premio de Azerbaiyán. «La espalda me está matando», afirmó. Su lenguaje corporal cuando terminó la carrera dejó en claro que no exageraba.

El británico luchó para bajarse del coche, tarea que le llevó mucho más tiempo que de costumbre y para la que necesitó ayuda. Se sentó en el halo y se quedó allí unos segundos, masajeándose la zona baja de la espalda. Y finalmente se alejó caminando lentamente, visiblemente dolorido.

«No puedo expresar el dolor que experimentas, especialmente en la recta -comentó-. Fue la peor carrera de mi vida, la más dolorosa. Al final solo estaba rezando para que terminara. Pero estábamos en una posición tan buena que hice el esfuerzo».

Toto Wolff le pidió disculpas por la radio: «Lewis, todos sabemos que este es un auto de mierda para conducir en este momento, pero lo arreglaremos».

Mercedes trabajó a destajo para mantener su prestigio y conformar a Hamilton, que mostró sus dotes desde esa prueba para subirse a ocho podios antes de llegar a Abu Dhabi, donde abandonó.

La multa a Red Bull

Si de resultados se trata, el año de Red Bull fue muy superior al de Ferrari. Sin embargo, el equipo de la empresa de bebidas energizantes no estuvo exento de polémicas. Un día después de que Verstappen se asegurara el bicampeonato en Japón, la FIA informó que la escudería había excedido el límite presupuestario establecido en el Reglamento Financiero.

El equipo campeón negó el exceso de 2,2 millones de dólares, pero alcanzó un acuerdo de infracción aceptada. El organismo rector le aplicó una multa de 7 millones de dólares y una sanción deportiva que consiste en una reducción del 10% en sus límites asignados de pruebas de túnel de viento y de dinámica de fluidos computacional.

Checo Pérez contra Verstappen

Sergio Pérez y Max Verstappen, compañeros en cortocircuito.
Foto Reuters.

Sergio Pérez y Max Verstappen, compañeros en cortocircuito.
Foto Reuters.

Red Bull también tuvo problemas puertas adentro, que terminaron adquiriendo estado público. Durante la última vuelta del Gran Premio de San Pablo, Verstappen, que marchaba sexto y sin necesidades, recibió un pedido por radio de Christian Horner, director del equipo, para que dejara pasar a su compañero Sergio Pérez, quien se ubicaba séptimo y estaba urgido de puntos en la pelea por el subcampeonato con Leclerc. El neerlandés desoyó la orden y terminó perjudicando a Checo, finalmente tercero en el campeonato.

“Tengo mis razones por cosas que han sucedido. Es importante que nos sentemos a discutirlo”, se justificó Verstappen después de la bandera a cuadros. “Estoy muy sorprendido. No sé qué pasó, no entiendo sus razones. Especialmente por todo lo que he hecho por él. Creo que si tiene dos campeonatos es gracias a mí”, replicó el tapatío.

El bicampeón reveló que sus padres, su hermana y su novia recibieron amenazas a través de las redes sociales debido al incidente. De todos modos, aseguró que las diferencias con su compañero habían quedado zanjadas. «Nunca fui un mal compañero», concluyó.

Alonso vs. Ocon

Otro equipo en el que no primó la concordia entre sus pilotos este año fue Alpine: Fernando Alonso y Esteban Ocon se sacaron chispas en la pista más de una vez. La última, durante la primera vuelta de la carrera sprint en Brasil, en la que los vehículos de ambos se tocaron en la curva 4 de Interlagos. El español fue sancionado con un recargo de cinco segundos.

“(Pasó) lo que suele pasar cuando salimos juntos. El año pasado lo evité varias veces. Este año casi me lleva contra el muro en Jeddah, en Hungría y aquí. Tarde o temprano pasan estas cosas”, se lamentó Alonso, quien no tendrá que seguir conviviendo con Ocon, puesto que el año próximo el bicampeón correrá para Aston Martin.

PIlotos eyectados y mercado de pases

Oscar Piastri, piloto de pruebas de Alpine este año, correrá en 2023 para McLaren. Foto Reuters.

Oscar Piastri, piloto de pruebas de Alpine este año, correrá en 2023 para McLaren. Foto Reuters.

El nuevo compañero de Ocon será su compatriota Pierre Gasly, quien le cederá su butaca en AlphaTauri al neerlandés Nyck de Vries. El arribo de Gasly a Alpine estuvo precedido por un paso de comedia difícil de entender y justificar en la categoría reina del automovilismo mundial: a principios de agosto, la escudería francesa anunció que el sustituto de Alonso sería su piloto de prueba, Oscar Piastri, pero un rato más tarde el australiano de 21 años desmintió públicamente a su empleador.

“No he firmado un contrato con Alpine para 2023. No conduciré para Alpine el próximo año”, avisó Piastri. El oceánico, campeón de la Fórmula 3 en 2020 y de la Fórmula 2 en 2021, no solo era piloto de pruebas del equipo sino que se había formado en su academia.

Alpine no se quedó de brazos cruzados. “Él tiene obligaciones contractuales con nosotros y nosotros con él”, advirtió Otmar Szafnauer, el jefe de equipo. Y añadió: “Lo preparamos para lo que esperamos sea una exitosa carrera en la F1. No todos los equipos hacen eso con un piloto de la academia. No lo habríamos hecho si el objetivo fuera prepararlo para uno de nuestros competidores”.

Pero poco pudo hacer Szafnauer para evitar la partida de su piloto, quien firmó un contrato por dos años con McLaren, donde será compañero del británico Lando Norris. Ocupará el lugar del australiano Daniel Ricciardo, quien luego de una muy opaca temporada abandonará la categoría en la que corrió los últimos 12 años.

Estos no son los únicos movimientos que se confirmaron en una agitada temporada de cambios. Haas sumará a Nico Hulkenberg como compañero de Magnussen, en reemplazo de Mick Schumacher. Y el canadiense Nicholas Latifi perderá su asiento en Williams. En principio, el elegido para acompañar al tailandés Alexander Albon es Logan Sargeant, pero el estadounidense todavía debe confirmar la superlicencia a través de la Fórmula 2.

Adiós a un tetracampeón

Fernando Alonso reemplazará a Sebastian Vettel el año próximo en Aston Martin. Foto AP.

Fernando Alonso reemplazará a Sebastian Vettel el año próximo en Aston Martin. Foto AP.

También habrá un cambio en Aston Martin y será campeón por campeón: Alonso llegará para cubrir el enorme hueco que en la categoría deja el retiro de su viejo rival Sebastian Vettel.

“Quiero tomarme un tiempo más para reflexionar sobre lo que haré a continuación, pero tengo muy claro que, siendo padre, quiero pasar más tiempo con mi familia”, explicó el hombre que se apoderó de cuatro coronas entre 2010 y 2013. Solo Hamilton, Michael Schumacher y Juan Manuel Fangio lograron más títulos que él.

Este domingo, Vettel disputó su 299ª prueba en la categoría en la que logró 53 victorias y 122 podios. Terminó décimo. A pesar de su gran recorrido en la Fórmula 1, el teutón se mostró escéptico respecto a la huella que dejará en el automovilismo.

“Probablemente llegará un momento en el que nadie me recordará. Las personas pueden decidir si quieren recordarme, pero no me ofendería si no lo hacen”, sostuvo el mes pasado en una entrevista publicada en la web de Aston Martin.

Un milagro chino 

El Alfa Romeo de Guanyu Zhou, destruido con el piloto ileso en Silverstone.
Foto AFP

El Alfa Romeo de Guanyu Zhou, destruido con el piloto ileso en Silverstone.
Foto AFP

Ningún fanático puede olvidar el final de la temporada 2020 de la Fórmula 1, cuando en Bahrein el francés Romain Grosjean se salvó por poco de morir calcinado en su auto, tras estrellarse contra una protección y estar a merced del fuego.

La tragedia este año estuvo también muy cerca, porque en Silverstone fue el chino Guanyu Zhou quien se salvó de un desastre al ser tocado por Gasly en la recta inicial, darse vuelta por completo y volar hasta chocar contra el alambrado.

El asiático fue atendido en la pista y luego llevado a un hospital, y no sufrió heridas de gravedad. Quedó en evidencia que lo que salvó a Zhou fue el halo que protege a los pilotos en su habitáculo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

SeguidoresSeguir

MAS NOTICIAS

Google search engine